1El Rejuvenecimiento Vaginal con Láser para Mejorar la Satisfacción Sexual

El Rejuvenecimiento Vaginal con Láser (LVR®) es un procedimiento de una hora que no requiere hospitalización, diseñado para mejorar la satisfacción sexual. Según Masters y Johnson, la satisfacción sexual está directamente relacionada con la cantidad de fricción generada. Podemos lograr esto con LVR®. El LVR® es la modificación de un procedimiento quirúrgico ginecológico empleado para el tratamiento de la incontinencia urinaria. Nuestras técnicas láser consisten en procedimientos precisos efectuados cuidadosamente, con exactitud controlada, que resultan en cirugía relativamente sin sangre. Con nuestras técnicas innovadoras, las pacientes sanan rápidamente y pueden reanudar sus actividades diarias en poco tiempo.

El Rejuvenecimiento Vaginal con Láser (LVR®) mejora eficazmente el tono muscular vaginal, su fuerza y control. También disminuye el diámetro interno y externo de la vagina, remueve el exceso de mucosa vaginal y refuerza el cuerpo perineal (vea la ilustración). En el relajamiento vaginal, los músculos están relajados y carecen de elasticidad, fuerza y control. Los diámetros interno y externo aumentan. Los músculos del perineo son débiles y no tienen suficiente soporte. Bajo estas circunstancias, la vagina ya no se encuentra en su estado fisiológico óptimo. Como resultado, se reduce el aspecto sensual del placer sexual femenino. El LVR® fue diseñado para mejorar la satisfacción sexual de las mujeres que, por cualquier motivo, carecen de la integridad estructural óptima de su vagina.

Nuestro objetivo es brindarles a las mujeres educación, alternativas y poder de elección. Alentamos a nuestras pacientes a participar en su atención médica y diseño quirúrgico. En una de las encuestas que realizamos con nuestras pacientes les preguntamos a las mujeres si quieren estar relajadas o estrechas, y 100% contestaron que quieren estar estrechas. La reconstrucción vaginal láser puede lograr lo que usted desee.

Hemos aprendido mucho escuchando a las mujeres de más de 35 estados y 20 países a quienes hemos atendido. Las mujeres se acercan a nosotros porque quieren educación, alternativas y poder de elección. Quieren que su ginecólogo las escuche y les brinde soluciones viables. Las mujeres en este país y en otras partes del mundo nos han dicho que los ejercicios Kegel no funcionan, pero nadie las está escuchando. Las mujeres que han tenido hijos quieren una solución para rejuvenecer la vagina y lograr la mejor experiencia sexual posible. Para las que no tienen hijos, hay soluciones disponibles mediante la modificación del diseño con las que se pueden realizar sus deseos.

Nadie quiere envejecer ni perder el funcionamiento óptimo en ninguna parte de su cuerpo, y esto incluye las estructuras vaginales y vulvares. La LVR® tiene la solución. Hemos encontrado que los asuntos vaginales y vulvares respecto a los que están preocupadas las mujeres pueden ser resueltos con la reconstrucción vaginal láser.

Las pacientes que sufren de pérdida involuntaria de orina al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o al tener relaciones sexuales, pueden corregir su incontinencia urinaria y al mismo tiempo mejorar su placer sexual.

1
Figure 1



Como organismo sexual, las mujeres son superiores a los hombres.

Las mujeres son multiorgásmicas. El ciclo de respuesta sexual femenino no está obstruido por un período refractario forzoso, como el hombre, que le impida tener orgasmos sucesivos.

La comprensión primordial de la fisiología de la respuesta sexual humana proviene de los estudios de investigación efectuados por los doctores. William H. Masters y Virginia E. Johnson, quienes realizaron pruebas en 382 mujeres y 312 hombres en más de 10,000 episodios de actividad sexual. También estudiaron más de 7,500 ciclos (un ciclo es un episodio individual de actividad sexual) de respuesta sexual femenina durante el coito, la masturbación o el sexo oral. Ellos fueron los primeros investigadores que presentaron un modelo de cuatro etapas que describía y explicaba estos cambios fisiológicos naturales. Las cuatro etapas son excitación, período de estabilidad, orgasmo y resolución.

El rejuvenecimiento vaginal con láser se diseñó en base a estos datos, con el fin de mejorar la satisfacción sexual para las mujeres que, por cualquier motivo, carecen de la integridad estructural óptima de la vagina. El rejuvenecimiento vaginal con láser reconstruye el área más importante de la vagina para el placer sexual, que es la tercera parte exterior. Esto se logra reforzando los músculos y fascia y removiendo el exceso de mucosa vaginal, tanto en la parte superior como en la inferior.

Esto proporciona soporte rejuvenecedor adecuado y disminuye el diámetro interno y externo del canal vaginal, lo cual resulta en mayor placer sexual. Este procedimiento también reconstruye los músculos y fascia del cuerpo perineal, produciendo mejor soporte, tono y control. También produce mayor sensualidad en la abertura vaginal y el cuerpo perineal.

Las áreas que son mejoradas con el rejuvenecimiento vaginal con láser están involucradas, directa o indirectamente, con las áreas internas y externas que producen el orgasmo. También el cuerpo perineal, formado por los músculos pubocóccigo y transverso perineal, lo produce. En el proceso de rejuvenecimiento vaginal con láser se reconstruye completamente el cuerpo perineal, aumentando así su potencial para producir el orgasmo. La parte superior de la plataforma orgásmica contiene el punto G, o punto de Grafenberg, de donde se derivan intensas sensaciones de placer sexual. Estos son los principios por los cuales el rejuvenecimiento vaginal con láser mejora la satisfacción sexual para las mujeres que tienen relajamiento vaginal.

Desarrollamos el programa de rejuvenecimiento vaginal con láser escuchando e interesándonos en las necesidades de las mujeres en el área de la satisfacción sexual. También integramos la investigación histórica de Masters y Johnson en el diseño individual de cada uno de los procedimientos quirúrgicos mediante láser.